Artículo Taller Actual: Anticongelante, anticorrosivo, concentrado, inorgánico, Tipo A (Parte 3) - FACORSA S.A.

Nota presentada por FACORSA S.A. en revista Taller Actual

La importancia del Refrigerante. La Refrigeración:

Lo básico:

Dentro del motor en funcionamiento, constantemente se quema combustible, del cual se aprovecha solamente de un 35% (motores nafteros) a un 40% (motores diesel) para mover el vehículo. Trabajando a la temperatura de diseño, el motor funciona mejor cuando su refrigerante está cerca de 93 °C a esta temperatura.
 
- La cámara de combustión está lo suficientemente caliente como para vaporizar completamente el combustible, produciendo una mejor combustión, y reduciendo las emisiones contaminantes.
- El aceite como lubricante tiene una menor viscosidad, de tal manera que las partes del motor se mueven más libremente y se necesita menos potencia para mover dichos componentes.
- Las partes metálicas sufren menos desgaste.

Enfriamiento por Líquido

La mayoría de los automotores utilizan este sistema. Consiste en hacer circular un fluido de enfriamiento, mediante una bomba, a través de las cámaras de agua que se encuentran en el block del motor y en la tapa de cilindros. A medida que el fluido pasa por el motor caliente, absorbe calor enfriándolo. Después de que el fluido deja el motor, pasa a través de un intercambiador de calor llamado radiador, que transfiere el calor desde el fluido al aire circundante, que hace pasar a través de él mediante un ventilador.
Para un funcionamiento óptimo del sistema de refrigeración, efectúe el recambio del líquido refrigerante cada 12 meses o 20.000 km, lo que ocurra primero.

Líquido Refrigerante

Dado que los motores operan dentro de un rango amplio de temperaturas, desde debajo del punto de congelación hasta superiores al punto de ebullición del agua y que el 15% al 20% de la energía generada por el motor se elimina en forma de calor por el radiador, el fluido de refrigeración debe tener un punto de congelamiento y un alto punto de ebullición, además de una gran capacidad de almacenamiento de calor. El agua es uno de los fluidos más efectivos para cumplir esta última función, y para mejorar sus características se le agrega etilenglicol (c2h602) lo que mejora significativamente sus puntos de congelamiento y ebullición.

Bajo condiciones extremas de funcionamiento del motor, la temperatura del refrigerante puede llegar hasta 140 °C. Aún con el agregado de etilenglicol, estas temperaturas harían hervir al fluido refrigerante. Para resolver este problema, se deja trabajar al sistema de enfriamiento bajo presión (hasta 1 kg/cm2), lo cual permite que el punto de ebullición del refrigerante suba otros 25°c. Los rangos de temperatura de trabajo del líquido refrigerante varía en función de la concentración del etilenglicol, según la siguiente tabla:

Importante

Los motores modernos, diseñados para trabajar a mayores temperaturas, necesitan mayor concentración de etilenglicol para evitar que se produzca una elevada presión dentro del circuito de refrigeración del motor, que llevaría a la destrucción del radiador o de las mangueras.
Lea el manual de su automóvil para encontrar la relación de anticongelante/agua que recomienda el fabricante, o consúltenos. Nunca trate de abrir la tapa del radiador o del depósito de agua estando el motor caliente o en marcha. Se producirá un descenso brusco de la presión interna, lo cual hará que el líquido refrigerante hierva de golpe, y podrá causarle graves quemaduras a usted y a las personas cercanas.

Ver artículos anteriores publicados por FACORSA S.A.:

- Instructivo Facorsa: Líquido refrigerante, la importancia de su utilización (parte 2)
Instructivo Facorsa: Líquido refrigerante, la importancia de su utilización (parte 1)